REFLEXIONES QUE COBRAN ACTUALIDAD.
Aunque el pensador, líder político y abogado Mahatma Gandhi murió el 30 de Enero
de 1948, dejo como herencia una gran cantidad de reflexiones que han pasado a la
historia. Precisamente, muchos de ellos, hoy cobran actualidad.
En una entrevista que le hicieran en cierta ocasión, le preguntaron, ¿cuáles eran,
según su opinión, las causas que destruyen la personalidad del ser humano? El líder
hindú inmediatamente respondió:
1) La política sin principios.
2) El placer sin compromiso.
3) La riqueza sin trabajo.
4) La sabiduría sin carácter.
5) Los negocios sin moral.
6) La ciencia sin humanidad y
7) La oración sin caridad.
Pudiera decirse que estas reflexiones son vigentes para la realidad que estamos
viviendo.
Desafortunadamente, muchos hombres han apartado a Dios de sus vidas. Los
gobiernos ya no defienden los derechos de todos prescindiendo de hacer cada día
una sociedad más decente y más justa, convirtiendo la política en un negocio sin
escrúpulos donde se dice lo que el auditorio de turno, reclame. No importa si se
dice o no la verdad, si se está obrando para bien o para mal. Esta política sin
principios ha sido la base de las demás reflexiones.
La prensa liberal e izquierdista ha influido intencional y deliberadamente a este
presente que hoy padecemos. Los profesores ateos han contribuido a este divorcio
entre el cuerpo y el alma.
Cada día son menos los matrimonios, el único propósito existente es material. Unos
minutos de complacencia mutua es suficiente. No hay un compromiso para
construir una familia con los desafíos y sacrificios que se presentan diariamente.
Así, podemos ir analizando cada uno de los puntos para llegar a la más triste
conclusión. Se ha vetado la existencia de Dios! y cuidado quien lo mencione!
Porque el costo pudiera ser muy alto: la burla de quienes no creen, el repudio, la
hostilidad, etc.
Dios te interpela y la conciencia te recuerda. Se ha derrumbado a mandarriazos la
tabla de Moisés, porque esa te corrige y también te recuerda lo que no has hecho y
tenías que hacer, por eso Dios estorba.
Por lo tanto, vivimos en una sociedad materialista y apuntando al socialismo.
La Ciencia avanza en la tecnología, pero deshumaniza al hombre que cumpliendo
órdenes y leyes que legalizan hasta la eliminación de un ser humano a través de la
cruel práctica del aborto. Es menor el número de muertos en guerras que los
eliminados en estas cuatro décadas de la legalización del aborto.
Y como último punto la Oración sin Caridad, esta toca directamente a los que se
proclaman cristianos y eligen con su voto a aquellos que apoyan y se solidarizan
con causas opuestas a las que fue fundada esta Nación: ¡UNA NACION BAJO DIOS!
DIOS BENDIGA A AMERICA.
Diego Quirós, Sr.