Los diez consejos de Noé
A favor de una “ecología humana”
Pbro. José Martínez Colín
1) Para saber
Hace días fue el Día Mundial del Medio Ambiente, patrocinado
por las Naciones Unidas. Con esa ocasión, el Papa Francisco se refirió a
las primeras páginas de la Biblia, al libro del Génesis, donde se dice
que Dios puso al hombre y a la mujer en la tierra para que la cultiven y
la custodien (cf. 2,15). El Papa se preguntó: ¿Qué significa cultivar y
custodiar la tierra? ¿Realmente estamos cultivando y custodiando la
creación? ¿O la estamos explotando y olvidando?
Cultivar y custodiar la creación es una indicación de Dios dada no
solo al principio de la historia, sino a cada uno de nosotros; significa
hacer crecer el mundo con responsabilidad, transformarlo para que sea
un jardín, un lugar habitable para todos.
El Papa recordó que Benedicto XVI afirmaba que era preciso
captar la lógica de la creación, pero a menudo nos dejamos llevar por
la soberbia de la dominación, de las posesiones, de aprovecharnos. No
podemos perder la actitud de la admiración, de la contemplación de la
creación.
2) Para pensar
Un profesor explicaba a sus alumnos la importancia de saber
aprender siempre algo al leer la Sagrada Escritura. Les dejó que
leyeran del Génesis, el pasaje que relata la historia de Noé: “Como
sabrán, les dijo, Noé era un hombre de edad avanzada, pero eso no
obstó para que Dios le encargara construir un arca donde se salvase
del diluvio él y su familia, así como para que preservase las especies
de los animales. La gente se burló de él, pero no desistió. Por ejemplo,
continuó, mucho de lo que necesito saber lo aprendí del Arca de Noé.
Los alumnos quisieron saber por qué. Entonces el profesor les dijo: “Se
los voy a resumir en diez puntos”:
Uno: ¡No pierdas el barco!
Dos: Recuerda que todos estamos en el mismo Barco
Tres: Planea con tiempo: No estaba lloviendo cuando Noé
construyó el Arca
Cuarto: Mantente en forma, cuando tengas 60 años alguien
puede encargarte, ¡algo realmente grande!
Quinto: No hagas caso de las críticas; solo haz el trabajo que
debe ser hecho
Seis: Por seguridad viaja en pareja
Siete: La velocidad no siempre es ventajosa. Los caracoles
estaban a bordo junto con los Chiitas!
Ocho: Cuando te encuentres estresado… ¡flota por un rato!
Nueve: Recuerda: El Arca fue construida por principiantes, el
Titánic por profesionales
Diez: No importa la fuerza de la tormenta, si estás con Dios.
Y cuenta con que al final, ¡siempre habrá un Arcoíris
esperándote!
3) Para vivir
El Papa continuó explicando que "cultivar y custodiar" no solo
incluye al medio ambiente, sino que tiene que ver también con las
relaciones humanas. La ecología humana está estrechamente
vinculada a la ecología ambiental.
La ecología humana nos invita a que la vida humana, la persona
se perciba como un valor primordial que debe ser respetado y
protegido, especialmente si se trata de pobres o discapacitados, niños
por nacer o los ancianos. No podemos ser insensibles ante las
necesidades de los demás.
Cuando Nuestro Señor multiplica los panes y los peces, nos
cuenta la Escritura que Jesús les pidió que recogieran los pedazos que
habían sobrado, ¡ningún desperdicio! Que nosotros tampoco nunca
desperdiciemos los alimentos, sobre todo sabiendo que hay quien tiene
hambre.
Terminaba diciendo el Papa Francisco que le gustaría que
tomáramos en serio el compromiso de respetar y proteger la creación,
de estar atentos a todas las personas, para contrarrestar la cultura de
los desperdicios, a fin de promover una cultura de la solidaridad.
( articulosdog@gmail.com )