A CHARLIE GARD

-Con todo cariño-

Lucio del Burgo

Es el niño británico que sufría una enfermedad incurable. Nació el 4 de agosto de 2016 en Londres. Murió el 28 de julio de 2017. La justicia autorizó desconectarlo del sistema que lo mantenía vivo. Y esto se realizó en contra de los deseos de sus padres. Estos lo amaron hasta el final. Habían recolectado 1,7 millones de dólares para llevarlo a Estados Unidos para un tratamiento muy especial.

Me parece impresionante la conducta de los padres. Amaron a Charlie hasta el final. << Es nuestro hijo, es nuestra carne y nuestra sangre. Debe ser nuestro derecho darle una oportunidad de vivir >>. En medio de una cultura de la muerte, que pone dificultades para que nazca el bebé, que destruye fetos ante cualquier anomalía… ¡Esta mentalidad abortista que prescinde de la vida de muchos millones de seres humanos! Los padres de Charlie lo amaron hasta el final.

Se han dado muchas razones y opiniones sobre este caso tan límite y llamativo. Recogemos los más significativos:

<< El Papa expresa su cercanía con el niño y con los padres de Charlie>>.

<< Están en las oraciones del Papa, esperando que su deseo de acompañar y cuidar a su propio hijo hasta el final no sea ignorado>>.

<< Sí podemos ayudar al pequeño Charlie Gard, a nuestros amigos en el Reino Unido y al Papa, estaremos felices de hacerlo>> (Donald Trump).

Una historia que ha tocado el corazón de muchos hombres y mujeres de nuestra sociedad. Recordemos las palabras de sus padres:

<< Debemos dejar que nuestro hijo vaya con los ángeles>>.

<< Estamos profundamente apenados por no haber logrado salvarte, pero te amamos muchísimo y continuaremos amándote siempre>>.