ANIMALES

 

Me habían invitado a participar de una reunión donde el tema sería la amistad.

Grande fue el asombro de todos cuando, quien dirigía la reunión, puso sobre la mesa las imágenes de cuatro animales y explicó el tema a tratar.

Grande fue mi asombro cuando me invitaron a explicar lo que sobre la amistad deducía de esas figuras que se encontraban a la vista de todos.

Palabras más o menos esto fue lo que se me ocurrió y comparto con ustedes.

Ese es el primer valor de la amistad.

Para poder dejar que la amistad sea posible hay que  saber respetar somos diferentes.

No somos iguales.

Pensamos distinto.

Actuamos distinto.

Sentimos distinto.

El león siempre será distinto a la cebra.

El hipopótamo siempre será distinto al pingüino.

La amistad no se demuestra por hacer lo mismo.

El león no comerá pasto, la cebra no comerá carne, el hipopótamo no comerá peces ni el pingüino hierba.

El segundo valor de la amistad es que nadie es más que nadie.

Cada uno es tan valioso como el otro.

Aunque la cebra no sea capaz de cazar, aunque el león no aprecie los pastos frescos, aunque el hipopótamo no sepa pescar y el pingüino no se ocupe de la hierba de la costa.

Cada uno vale por lo que es.

El tercer valor de la amistad es la necesidad de ser ayudado.

Yo necesito del otro tanto como el otro necesita de mí.

El cuarto valor es la confianza.

Ello es algo que se brinda y se conquista.

La amistad es un largo camino de confianza entre algunos.

Entre ellos se confían y, entre ellos, no se fallan.

Es dar una palabra y cumplirla.

Es recibir un secreto y guardarlo.

Es no acercarse al otro para usarlo o para aprovecharse de él.

La amistad no se construye de grandes cosas sino de pequeñas cosas de todos los días.

Cada un de los valores de la amistad necesitan demostrarse siempre puesto que todos van juntos.

No hay confianza sin respeto.

No hay respeto sin ayudar y dejarse ayudar.

No hay ayuda sin la certeza de que valemos igual.

Porque valemos igual respeto lo del otro como si fuese mío.

Lo del otro es importante para mí porque es importante para él.

Si sólo me ocupa lo mío nunca habrá amistad.

Si sólo me importa lo mío la amistad es una mentira.

La amistad es un algo que me ayuda y me permite cosas que sólo no podría.

Diferentes pero unidos.

Unidos porque respetando las pequeñas cosas del otro.

Respetando para ayudarnos.

Ayudándonos para estar más unidos.

Estando unidos pasamos mejor.

La amistad no es estar juntos sino unidos.

Unidos no quiere decir iguales sino respetando las diferencias.

Porque somos diferentes es que necesito confiar en el otro.

La amistad es darnos una mano para ser mejores.

La amistad es, sin perder la identidad, animarnos a mirar en una misma dirección

 

Padre Martin Ponce de Leon SDB