NAVIDAD 2018

 

Si supieras que Dios viene, se acerca y nos visita de verdad. No es una teoría, ni un género poético. Dios busca ocasiones para comunicarse con nosotros, contigo y conmigo. La Navidad es un tiempo propicio para entablar una amistad. Esto es lo que más busca Dios: hacerse amigo de cada uno de nosotros. El sueño de Dios, su delicia, su mayor deseo es entrar en nuestra casa y comer con nosotros. <<Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo>> (Apocalipsis 3,20).

 

Aprovecha esta visita de Dios. Abre la puerta de tu corazón. Haz de tu corazón un pesebre donde Jesús pueda descansar. Abre el Evangelio y encontrará al Señor. Cierra los ojos, Él está dentro de ti. <<Haremos morada en Él>>, dice san Juan.

 

Hay una criatura que es prototipo de la Navidad. La Virgen María. << ¡Qué consuelo tan grande es tener a la Virgen>> (Hermano Rafael). María siempre está dispuesta a echarnos una mano en la aventura de la vida. Muchos cristianos nos han contado que María ha sido verdaderamente su Madre espiritual. Que cuando la conocieron y entró en su vida, su existencia cambió de rumbo. Pruébalo, no te lo pierdas.

FELIZ NAVIDAD

Lucio del Burgo ocd