Dar vida a un sueño

El Papa en Panamá

Pbro. José Martínez Colín

 

1)  Para saber

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) celebrada en Panamá del día 22 al 27 de enero, estuvo presidida por el Papa Francisco. En la Ceremonia de Apertura se reunieron cerca de 150 mil personas y seguirían llegando muchos más toda la semana.

El Papa Francisco ha dicho en su primer encuentro con los jóvenes de más de 150 países: “Tenemos muchas diferencias, hablamos idiomas diferentes, vestimos ropas diferentes pero, por favor, juguemos a tener un sueño en común, un sueño grande, capaz de cobijarnos a todos… Un sueño que estremece el corazón y lo hace bailar cada vez que escuchamos: «Ámense los unos a los otros, así como yo los he amado» (Jn 13,34). ¿Cómo se llama el sueño nuestro? ¡Jesús!”

El Papa recordó lo que decía un santo de esas tierras: «el cristianismo no es un conjunto de leyes que hay que cumplir, o de prohibiciones. Así resulta muy repugnante. El cristianismo es una Persona que me amó tanto y pide mi amor. ¡El cristianismo es Cristo!» (San Oscar Romero).

2)  Para pensar

Esta JMJ se ha caracterizado por un acercamiento al mundo del dolor, en donde hay jóvenes que viven en la marginalidad y la enfermedad. Se tiene la visita del Papa a los pacientes con sida a un centro de acogida. También la visita a personas adictas a las drogas y el alcohol en el Hospicio Malambo. Entre el grupo de residentes, un paciente con VIH, Raúl Miranda, afirmaba: “Fue una sorpresa y una bendición, porque el Papa ha elegido un lugar como éste al que muchas veces no quieren venir a visitarnos.”. También está prevista la visita a los jóvenes en prisión, donde el Papa administrará la confesión a varios adolescentes. Es la primera vez que se lleva algo parecido dentro de una cárcel. El mensaje del Papa es: “la misericordia vence todo”.

Con motivo de facilitar la confesión a los asistentes, se inauguró el “Parque del Perdón”, en donde se instalaron 200 confesionarios fabricados por 35 internos de una penitenciaria. En su inauguración, el Arzobispo de Panamá comentó: “Aquí miles de jóvenes vendrán a escuchar del Señor de amor el perdón y a empezar una nueva vida”. Al terminar, el mismo Arzobispo Ulloa fue el primero en confesarse y comentó “Soy un pecador redimido por la misericordia de Dios. De verdad que a mí personalmente me ayuda confesarme”.

3)  Para vivir

Panamá ha sido la sede de la primera JMJ donde la Virgen María ha sido propuesta por el Papa Francisco como modelo de valentía y coraje, escogiendo como lema de estas jornadas sus palabras: “He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra”. Pues Ella estuvo disponible para cumplir con el proyecto de Dios, para el que le había elegido.

María se animó a decir “sí”. Se animó a darle vida al sueño de Dios. Nosotros hemos de estar dispuestos a darle vida a ese sueño. El Papa preguntó: “¿Quieres que sea el amor del Padre el que te abra nuevos horizontes y te lleve por caminos jamás imaginados , jamás pensados, soñados o esperados que alegren y hagan cantar y bailar a tu corazón? ¿Nos animamos a decirle al ángel, como María: he aquí los siervos del Señor, hágase?”

Al final el Papa pidió a la Virgen que seamos capaces de decir sin miedo, como ella: «Aquí estoy. ¡Hágase!» (articulosdog@gmail.com)