La Cuaresma, tiempo fuerte de la Iglesia
La Cuaresma es un tiempo fuerte de la Iglesia, en el que muchos católicos recuerdan
que la Misericordia Divina se derrama en el sacramento del Perdón y que, por eso, hay
que "confesar los pecados mortales al menos una vez al año, en peligro de muerte y si
se ha de comulgar" ( segundo Mandameinto de la Santa Madre Iglesia). Como ha dicho
el famoso cardenal Timothy Dolan , de Nueva York, a sus feligreses desde Roma, " la
Iglesia es de “grandes cambios”, es decir, un cambio en el corazón humano, que Jesús
llamó «arrepentimiento o conversión» . Sin embargo, llaman la atención tantas iglesias
con los confesonarios vacíos: suelen verse sin confesores ni penitentes y, en contraste,
largas filas para la comunión. Pío XII radiografió el problema: "Se ha perdido la
conciencia del pecado"; además, ahora hay quienes piensan que Dios es "buenista", tan
distinto de bueno y justo. Jesús Resucitado dijo a sus Apóstoles: "Recibid el Espíritu
Santo, a quien perdonareis los pecados, les serán perdonados; a quienes se los
retuviereis, les serán retenidos" (Juan 20:21-23).
Josefa Romo